miércoles, 31 de agosto de 2011

Después de tanto tiempo me he dado cuenta de que las cosas que me asustan me hacen más feliz.


La felicidad esta a la vuelta de la esquina, aunque quizás no la hayas encontrado aún. Solo falta que se choque contigo para que te des cuenta.

La felicidad está flotando por ahí, y tienes dos opciones, esperar a que venga a ti (una espera larga, casi eterna, y dolorosa) o ir en busca de ella y hacer que ese choque no sea espontáneo si no que sea una unión duradera.


Por eso hay que lanzarse a buscar, a veces a la aventura, aunque de un poco de miedo. Pero al final se encuentra, en una persona, o en tres, en un trabajo, en una ciudad, o en un gato.

Y después te preguntarás, ¿Cómo he podido vivir tanto tiempo sin “esto”?

Porque siempre ha estado ahí en el mismo planeta que tú. Pero hasta que no ha estado en TU MUNDO no te has dado cuenta de cuanto lo necesitabas.


The happiness is at the turned corner even though you don’t find it yet.
You only need that it crash with you for you realize.
The happiness is blowing in the wind, and you have two options, you can wait to it come to you (a long and painful wait) or go to looking for it and make this crash aren’t an spontaneous meeting, if not a long union.
But there for you must jump to look for, maybe to the adventure, maybe you will be afraid, but at the end you find it, in a person, or in three, in a city, in a job, or in a cat.
And then you find it, you are going to ask yourself, How had I could live so long time without “this”??
Cause always had been there, in the same planet than you. But until it hasn’t been in YOUR WORLD, you hadn’t realized how long you need it

martes, 23 de agosto de 2011

jueves, 18 de agosto de 2011


¿Qué es echar de menos a alguien?




¿Es llorar por esa persona cada vez que piensas que no estáis juntos, o es sonreír cada vez que recuerdas aquella vez que te limpió el pelo de azúcar, o esa otra en la que te cogió la mano, o en aquella en la que apoyaste tu cabeza en su hombro y soñaste con que nunca se acabase ese momento?





¿Echarle de menos es pensar día y noche en lo que pasó, o imaginar cómo puede surgir un futuro juntos…?





Echar de menos es contar los minutos, las horas, los días… y esperar algo que no va a llegar…





Echar de menos e prometerle que no vas a llorar cuando te vas a dormir, aunque tú sepas que es mentira, echar de menos es decir que está todo olvidado cuando no lo está.





Es decir “seguimos siendo amigos” mientras piensas “una mierda”





Así que por lo visto, echar de menos es mentir.





Es mentirle a la verdad.





Es esconder las cosas más bonitas, y ocultarlas con lo que parece más lógico.





Echarte de menos, es escribir esto para intentar no echarte tanto de menos…


lunes, 1 de agosto de 2011

Y pensar que al comienzo pensaba que me iba a morir allá. Ahora recuerdo el primer dia como algo borroso.
Pero creo que el viaje de vuelta es realmente mucho peor. Ahora no es uno el sitio en el que quiero estar, son dos, o tres, o quince, con cada uno de vosotros.

Porque a todos tengo algo que agradecer.

A las personas que me han ayudado a comunicarme, a superar la barrera del idioma; a todos los que me han dado una buena conversación; a todos los que me han recomendado una película, una canción o una receta para el estomago revuelto; a todo aquel que me ha hecho reír y llorar, que me haya sonreído o me haya hecho sonreír.

Por los ratos tumbados en la hierba en los buenos días ( aunque hayan sido pocos). Por los viajes a París y por las caminatas Meaux-Nanteuil (que de todo se aprende!!)

Por los desayunos escasos de los lunes y los abundantes de los martes, por las comidas y sus tartas; por las cenas y las bebidas. Que han sido geniales solo por estar juntos.

Por las noches locas, y también por las tranquilas.

Por los golpes!!!

Por las persecuciones con pintura.

Por las clases de coreano. Y las palabrotas en todos los idiomas.

Por bailar salsa y bachata en pijama.

Por todo eso gracias, y como me dijo una pequeña persona en el campo, SIEMPRE ESTARÉ CONTIGO!! :) :)